Historias de éxito: Con resultados, programa Jóvenes Construyendo el Futuro genera oportunidades laborales con sector privado

A través de la Secretaría del Trabajo (STPF), se dio a conocer diferentes casos de éxito de jóvenes en varias zonas de México, esto derivado de la intervención gubernamental y privada en la generación de oportunidades laborales entre las y los jóvenes comenzando a dar frutos. Como es la historia de Karina, Carlin, Abigail y Daniel son ya ex aprendices contratados por los centros de trabajo.

Caso de Karina Chan en Merida

Karina Alejandra Chan, originaria de Mérida, decidió mudarse a San Cristóbal de las Casas, ciudad que la cautivó. Después de un par de experiencias como mesera, encontró a través de Jóvenes Construyendo el Futuro una oportunidad en Impacto Café, organización dedicada a promover el café orgánico de las comunidades indígenas de Los Altos de Chiapas.

“Nunca pensé encontrar una labor así”, exclamó con satisfacción al explicar cómo el mundo del café le resulta maravilloso y cómo se ha vuelto una curiosa barista en diversas especies y maneras de servir el café. Su esfuerzo fue reconocido con un contrato que confiesa, la he hecho más feliz”.

Karina Chan

Historia de Carlin Campos en Tabasco

“Jóvenes Construyendo el Futuro representó una oportunidad para creer en mi tierra”, aseguró Carlin Campos, quien ya tenía planes para mudarse a Canadá y por recomendación de su madre, ingresó al programa como última alternativa.

Después de un año de capacitación en protección civil en Villahermosa, Tabasco, ya se integró formalmente a Human Energy. Su ascenso fue meteórico, pasó de ser aprendiz a ser administrador de un equipo de más 30 personas.

Abigail Morales en CDMX

En la Ciudad de México, el programa representó para Abigail Morales un impulso para desarrollar sus habilidades como enfermera, ya que requería experiencia comprobable para obtener un empleo. Durante la pandemia, su vocación de servicio permitió formalizar su contratación, su talento y energía han permitido salvar vidas en Grupo Torre Médica.

Daniel González

Daniel González Ramírez no contaba con un empleo formal y trabajaba de manera ocasional. Ingresó como aprendiz a “La Chocolatería” y con la experiencia previa que tenía en panadería, logró darle un giro al negocio.

Al terminar su capacitación ya era una pieza fundamental que conocía bien el oficio e incluso había renovado el menú. Después de un año, Daniel ya es el encargado base de la producción.

Las ilusiones y los sueños de ellos y muchos más jóvenes se hacen realidad a través de Jóvenes Construyendo el Futuro, un programa que cree en su potencial para lograr un país más justo y con oportunidades para todos.

Kevin Ramírez Castro

Publicación relacionada

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!